CHISTE: ANIMALES CRISTIANOS

Un ladrón entra en una casa una noche. Enciende su linterna y mira alrededor, buscando cosas de valor que llevarse. De pronto, una voz desde la oscuridad le dice:
– Jesús sabe que tú estás aquí.
El ladrón casi se muere del susto al escuchar la voz, apaga su linterna y queda paralizado del miedo.
Espera un rato y no oye nada más. Sacude la cabeza y continúa. Cuando empieza a tratar de  desconectar el televisor, vuelve a escuchar claramente la voz que le dice:
– Jesús te está mirando.
Completamente aterrorizado, el ladrón mueve la luz de su linterna, buscando el origen de la voz.
Finalmente, en la esquina de la habitación, puede ver a un lorito. 
– ¿Fuiste tú el que hablaste? 
– Sí -le contesta el lorito-
Yo solo estoy tratando de avisarte que él te está mirando.
El ladrón, relajado, le dice:
– ¿Así que me estás avisando, eh?, y… ¿quién demonios  eres tú?
– Moisés -contesta el pájaro. 
– ¿Moisés? -se ríe el ladrón-. ¿Qué clase de persona le puede poner de nombre Moisés a un loro?

La misma clase de persona que le pone por nombre “Jesús” a un ¡Rottweiler! – ¡¡¡Cógelo, Jesús!!!

 

 

Fuente: Extraído de Internet
                                                                                                        

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *