CHISTE:ATRACO A LA JOYERIA

En un atraco a una joyería, dos policías, cómo no, acuden rápidamente al lugar de los hechos; mas tras  varias horas inspeccionando la zona, no tienen ni una sola pista. Ante esto, uno de los guardias comenta a su compañero:
– No podemos presentarnos ante el jefe con las manos vacías, ya sabes que tiene muy mala leche ¿qué hacemos?
El compañero se queda mirando un rato el lugar, y en un portal cercano ve durmiendo plácidamente a un
borracho, y dice:

– ¡Ya está!, principal sospechoso: el borracho.

Dicho esto, se lo llevan a la comisaría. Una vez allí, comienza el interrogatorio por parte del comisario
.– Muy bien simpático: ¿dónde están las joyas? (El borracho ni palabra)
– Le pregunto que dónde están las joyas… ¡No disimule! (El borracho, medio dormido, ni palabra).
Tras preguntarle unas 10 veces, y lógicamente no encontrar respuesta, el comisario ordena:
– ¡Guardia! ¡Tráigame un balde grande con agua fría, ya veremos cómo se espabila éste!
Le coge la cabeza al borracho y comienza a meterla en el balde mientras le pregunta una y otra vez:
– ¡¿Dónde están las joyas?! ¡Colabore! ¡¿Dónde están las joyas?!
El borracho comienza a despertar, y tras unos minutos, y sin entender nada de lo que pasaba, grita desesperado:
– ¡Por favor, contraten un buzo, que yo no las encuentro!

Extraído de internet                 
                                                                                                           

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *