REHENES EN LA SARTÉN

 Por Silvia Ruiz

Tuve el privilegio de conversar con don Samuel Matsuda Nishimura, autor del libro Rehenes en la sartén en el que narra la historia de la toma de la residencia del embajador del Japón en Lima (17 de diciembre de 1996) por un comando terrorista del  Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) conformado por 14 miembros. 
La importancia de este libro radica en que el escritor y protagonista de la historia fue uno de los rehenes que vivieron en carne propia el asalto a la residencia y permaneció cautivo hasta el día en que fueron rescatados en el operativo Chavín de Huántar. En ese entonces, Matsuda era congresista de la república (Nueva Mayoría-Cambio 90) y además era asesor especial de la Embajada del Japónen el Perú.

REVISTA FREYJA

 Con sinceridad siento profunda admiración y respeto por este ilustre peruano por su calidad moral, por su valentía; Dios quiso que sobreviva. Fueron 125 días de incertidumbre y agonía, tanto para los rehenes y sus familiares, como para el gobierno que tuvo la difícil tarea de manejar esta crisis sin ceder al chantaje y a la insania de este grupo sedicioso.
Fui invitada por el señor Matsuda a la presentación del libro en diciembre del 2008, la que fue en el Centro Cultural Peruano Japonés; recuerdo a la numerosa concurrencia y entre ellos al padre Juan Julio Wicht, a Lourdes Flores Nano y al almirante Luis Giampietri. Al encontrarme en medio de los rehenes sentí un ambiente de hermandad y experimenté un sentimiento similar al que acompaña a un ser humano al día siguiente de un terremoto o de un desastre similar.
El asalto a la residencia del embajador del Japón fue un golpe maestro; en realidad según escribe don Samuel Matsuda en su libro fue inspirado en un guión cinematográfico que Gabriel García Márquez convirtió en novela, Noticia de un secuestro, obra inspirada, a su vez, en la historia real de los secuestros que los narcos y subversivos realizaban en Colombia durante aquellos años. El 17 de diciembre de 1996 los subversivos capturaron en la embajada japonesa a la crema y nata de la sociedad peruana: destacados políticos, militares, intelectuales, empresarios, y también extranjeros notables, por lo que este lamentable suceso nos colocó en el ojo de la tormenta y en todo el mundo se creó expectativa por saber el desenlace.
 
Samuel Matsuda en Rehenes en la sartén relata que la convivencia en la embajada entre los rehenes fue, en lo posible, muy buena: los que tenían alguna habilidad la compartían, dictaban clases de japonés y castellano, de teología; los rehenes, incluso, armaron una animada peña; participaban de la misa; realizaban ejercicios, etc.
En realidad hacían de todo para pasar el tiempo y olvidar que estaban cautivos y con la muerte rondando.
Samuel Matsuda nos comentó que a pesar de haber salido bien librado de este suceso, y aunque ya han transcurrido muchos años, le dejó secuelas en su vida y en la de otros rehenes; por ejemplo: acaba de ser operado de un tumor al estómago y señala que algunos de sus compañeros rehenes como él han pasado por lo mismo.
Para finalizar, Rehenes en la sartén es un libro emocionante de comienzo a fin. Es un relato autobiográfico, histórico, de fácil lectura; escrito a manera de diario, es una historia donde la realidad supera a la ficción, y que todos los peruanos, indistintamente, deberíamos conocer puesto que constituye un testimonio acerca de un hecho nefasto que no se debe volver a repetir.
“Todo el mundo corría, chillaba, se tiraba al suelo. La residencia del embajador del Japón ya no era una fiesta, era un caos total. Matayoshi y Sueyoshi corrieron hacia la puerta principal.
De las paredes del lado izquierdo del jardín bajaron raudas sombras negras. ”Llegaron
los ninjas” pensaron algunos. Pronto el error de apreciación estremeció sus nervios.
-¡Nadie se mueva carajo!  ¡Todos al suelo!-
vociferó un emerretista empuñando amenazadoramente un fusil AKM. Su cara ocultada por un pañolón mitad rojo, mitad blanco, identificaba su procedencia MRTA en grandes letras y el número 22 que lo individualizaba, feamente escritos con
pintura negra”
“Rehenes en la sartén”
 
Autor:Silvia Ruiz Mogollón
Fotografía y video: Carlos Esquivel Lobatón
Revista Freyja Junio 2017

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *