SALUD Y DISCAPACIDAD

Por Silvia Ruiz M.

Conversamos con Carlos Merino de Lama, médico cirujano que actualmente se desempeña como funcionario del Ministerio de Salud en Tumbes. Él es activista por los derechos de las personas con discapacidad. Fue presidente del CONADIS (Consejo Nacional para las Personas con Discapacidad) y actualmente promueve  una página en Facebook llamada “Salud y Discapacidad”.

Según la Organización Mundial de la Salud actualmente más de mil millones de personas, o sea un 15% de la población mundial, padece alguna forma de discapacidad.

El doctor Merino hace un llamado de atención sobre la necesidad de implementar políticas y planes de inclusión de las personas con discapacidad para su buen desenvolvimiento en la sociedad.

¿Qué es Salud y discapacidad?

Es una página en Facebook creada para promocionar los temas de salud y la discapacidad. Como médico soy promotor de salud, y como ciudadano que nací con una discapacidad, estoy involucrado e identificado con el tema.

¿Cuál es la finalidad de Salud y Discapacidad?

La finalidad es sensibilizar a la población, socializar el tema y, a la vez, poner en conocimiento que la discapacidad no es incapacidad. Lo que quiero es dar un mensaje a las personas que me siguen, y a los ciudadanos en general, para cambiar el paradigma de verla como un tema social, de lástima, de mendicidad, o como una cuestión caritativa. La discapacidad es, fundamentalmente, un tema trasversal de derechos y oportunidades como índice del género humano, o sea se quiere que el ser humano tenga las mismas oportunidades y ejerza los mismos derechos.

Cuando fuiste presidente del CONADIS, ¿qué problemas enfrentaba la institución?

Los mismos problemas que se presentan hoy. La institución tuvo auge, incluso llegó a tener rango de ministerio, y se quiso empoderar a las personas con discapacidad, pero, lamentablemente, como es una institución que no tiene una estadía orgánica, es decir que no es una institución plenamente establecida, se la manipula a través del poder político. Entonces, le va a faltar recursos para poner en práctica los objetivos y la finalidad que persigue, es decir, empoderar las políticas de discapacidad en el tema de la inclusión social, y dentro de las dificultades, agrego la falta de presupuesto, falta de socialización, del empoderamiento mismo de la institución. Somos un país pobre que aún no asimila lo que es la discapacidad, como ocurre en otros países que ya empoderan políticas y donde a las instituciones que no las cumplen les ponen sanciones drásticas, pues la población ya está socializada, concientizada, y sabe que efectivamente con eso se ofrece a todo ser humano mejores condiciones de vida.

Háblame sobre la legislación vigente para las personas discapacitadas.

Es una buena pregunta porque hoy en día ya contamos con un primer tratado del milenio que es “La Convención de Naciones Unidas para los Derechos de las Personas con Discapacidad”, vigente desde el año 2007. Ella establece que todos los países miembros que la suscriben, están en la obligación de implementar políticas, estrategias o planes de desarrollo, que involucren a las personas con discapacidad. Es decir, en todo plan o programa de desarrollo debe estar considerada la población con discapacidad.

¿Perú ha suscrito también el convenio?

Sí, ha suscrito el tratado, pero hasta la fecha no lo implementa, por eso es que se establece la Ley General de Personas con Discapacidad, que es la Ley 299773 y otras leyes anexas que conllevan que las personas con discapacidad puedan gozar de algunos beneficios, o que contrarresten las brechas entre lo que se considera una persona normal y una persona con discapacidad. Lo ideal sería que en un mundo inclusivo, en una sociedad inclusiva, la persona con discapacidad, al igual que una persona que goza de todas sus facultades -como una persona normal- pueda disfrutar íntegramente de todos sus derechos, y pueda tener las mismas oportunidades en todos los sentidos, en lo que es trabajo, salud, vivienda y todo lo que un ser humano necesita para poder desarrollarse.

Como presidente del CONADIS ¿qué problemas enfrentaban las personas que acudían a ti?

En los temas sociales es el trabajo porque es la primera fuente por la que un ser humano pueda mantenerse en una sociedad. En una sociedad con pocas oportunidades de trabajo para una persona con un nivel intelectual un poco aceptable, las oportunidades de trabajo se hacen más difíciles para las personas con discapacidad.

Qué problemas presentaban en educación y salud?

Bueno te comento que  los colegios de educación inicial, primaria y secundaria, no son inclusivos; incluso la marginación se da desde la preparación misma de los profesores, pues ellos no tienen la capacidad suficiente  para poder abordar a una persona con discapacidad, y se da desde el tema físico, si vemos la barrera que tiene un colegio que queda en un segundo piso. Incluso en el mismo colegio los compañeros los marginan y muchas veces la misma familia evita enviar al colegio a los niños con discapacidad y darles educación, y eso mismo sucede en los institutos y universidades, ya sea por la temática, la formación o la misma infraestructura.

Qué sucede con los discapacitados con menos recursos?

Y si nos vamos al extremo de una familia pobre, la exclusión viene incluso desde la identificación. La persona con discapacidad, por mitos de la familia misma, no es inscrita, no les dan derecho a tener su DNI, menos a una educación, menos a gozar de una salud plena, menos a gozar de una integración a la sociedad, no salen de casa.

Que sucede con aquellos que pertenecen a clases sociales más altas?

Se observa que en el A1 la familia le va a dar sobreprotección a la persona con discapacidad. Entonces, vemos que la exclusión comienza desde la casa.

¿Qué podemos hacer como sociedad para ayudar a las personas con discapacidad?

Primero socializar y conocer  el tema, segundo comprometerse, no esperar a tener discapacidad para recién sentirla y recién querer apoyar. La sociedad, y básicamente el Estado peruano, está en la obligación de implementar estrategias políticas claras y programas de desarrollo que aborden el tema de la discapacidad. Segundo, ayudarnos en todas formas, no ser indiferentes, denunciar toda discriminación que se de en la calle, y así no tengamos un familiar, un amigo, o un vecino con discapacidad, poner las denuncias pertinentes o hacer las sugerencias necesarias, pero no dejar el caso omiso. Desde la sociedad, hay que contribuir a crear conciencia de esta realidad así seamos un ciudadano común, para que una autoridad o un alto funcionario pueda ayudar.

¿Cómo cambia la vida de una persona que repentinamente sufre discapacidad?

Puede sucederle a cualquiera y nos cambia la vida bastante, es por eso que el tema debe preocupar a toda la sociedad y lo debemos tener en agenda, porque las acciones se hacen frontalmente cuando recién se sufre la discapacidad.

Sin embargo, el tema de la discapacidad no debe ser utilizado políticamente. Se trabaja por la discapacidad porque es una obligación para el Perú, como país y como Estado. Segundo, porque por ley está establecido. Tercero, porque es verdaderamente un tema trasversal, un tema de género humano, para que cuando una persona tenga súbitamente una discapacidad, ya sea de forma temporal o definitiva, estemos preparados, y la sociedad esté preparada de todas las formas posibles para que la persona con discapacidad continúe desarrollándose.

Por eso es que en los nuevos conceptos se dice que no es la persona la discapacitada, sino que es la sociedad la discapacitada, porque tiene barreras psicológicas, o mentales, que le impiden percibir y entender que en el tema de la discapacidad debemos poner nuestro mayor esfuerzo para crear una sociedad en igualdad de condiciones. Se tiene que crear infraestructura adecuada, crear las condiciones para un fácil desplazamiento, rutas de acceso para que las personas con silla de ruedas puedan desplazarse como cualquier persona. También hay que pensar en los invidentes, pues necesitan accesos adecuados, semáforos sonoros. Las personas que ven pero no escuchan también requieren apoyo, como, por ejemplo, cuando se permite que puedan leer las noticias a través de un lenguaje gestual…

Infraestructura, accesos, educación. Hay que romper con ese círculo vicioso para que la discapacidad no sea sinónimo de pobreza.

¿Qué enseñanza te deja tu lucha?

Que todo es posible y que todo es cuestión de fuerza de voluntad para poder vencer las barreras, y que si verdaderamente algo intentas y no se puede, te quedas con la satisfacción de que lo intentaste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *