SU IMAGEN ES LA IMAGEN DE LA EMPRESA

                                                                             Autor: Silvia Ruiz
Es muy común encontrar en el medio laboral a personas que se esmeran por brindarnos una excelente atención personalizada. Sin embargo, en el momento de establecer un primer contacto directo, percibe usted algunas situaciones que deterioran la imagen del trabajador y por ende de la empresa.

Los aspectos que determinan esta imagen son la forma como se viste, los accesorios empleados; el maquillaje, corte de cabello;  el mantenimiento de las uñas, el color de los zapatos  y por encima de todo, cómo luce el uniforme diariamente,  y como complemento, cómo se viste para eventos empresariales, etc.

Si bien es cierto, la preparación del profesional y el esfuerzo que realiza diariamente son la clave para el éxito ,sin embargo, el cuidado de la imagen es fundamental; marca la diferencia, y muchas veces, es el complemento de las habilidades que son tomadas en cuenta a la hora de lograr un ascenso.

EL UNIFORME:

A la empresa se debe asistir con el uniforme impecable y con la costura bien arreglada. En el caso que no se utilice, la vestimenta debe ser de colores sobrios; para ejecutivas se recomienda utilizar sastre, con la falda debajo de la rodilla; jamás utilizar minifalda o escotes, ya que, éstos son mal vistos porque distraen al personal y al mismo tiempo, le resta seriedad  y profesionalismo. No se debe llevar vestidos traslúcidos, ni ropa muy ceñida al cuerpo.

EL CABELLO:

Con respecto al cabello, es de suma importancia recibir asesoría especializada  de un estilista, para ver que corte  o peinado  le favorece, de acuerdo al tipo de rostro; por otro lado, otro aspecto fundamental es el tinte para cabello, si bien es cierto, sirve para realzar la belleza éste debe ser discreto y estar bien aplicado, lo contrario, da mala impresión ante el público y  esto es perjudicial para  la imagen.

Recuerden  que es mejor lucir una cabellera con brillo y aquellas personas que tienen enfermedades del cuero cabelludo, como la caspa y seborrea, procuren  controlar estos males,  acudiendo a un dermatólogo, ya que, deterioran la imagen de quien las posee, porque están asociadas a la falta de higiene.

LA IMAGEN EN SUS MANOS

Las uñas son otro elemento de nuestro cuerpo que debe mantenerse adecuadamente, más cuando tenemos contacto directo con nuestros clientes.

El llevarlas sin limar, sucias,  y disparejas denota un gran descuido y una total falta de higiene. Manténgalas limpias, si no puede ir al manicurista al menos límelas y píntelas con brillo solamente.

No se le ocurra arreglárselas en público. Evite las decoraciones recargadas. Recuerde: los colores claros le dan a usted mayor elegancia y sobriedad en sus manos.

 EL MAQUILLAJE

Existen maquillajes apropiados para cada ocasión, para cada tipo de rostro. En el ambiente laboral se requiere de un maquillaje discreto, duradero, con colores suaves que combinen con el tipo de vestimenta que se tiene puesta.

No es recomendable usar tonos muy brillantes de día, sino mate y aplicados de manera apropiada. No es recomendable ir al lugar de trabajo sin este, pues una cara lavada no atrae ni da mejor impresión que una persona que se vea bien maquillada y sumada a esto tenga una vestimenta adecuada a la
ocasión.

Recuerde que la primera impresión es lo primero que captan los sentidos al entablar una primera relación personal o empresarial.

Es necesario y conveniente que usted busque a un profesional  para que le asesore  cómo mejorar su imagen  y así lograr una excelente presentación, que realce y complemente su talento.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *